Make your own free website on Tripod.com

DEFENSA MURALLA

 

Defensa con Murallas.
Una confesión: soy muy malo atacando, de verdad. Puedo hacer un ataque decente en Castillos, pero si algo no sale como estaba planeado, se acabó… En lo que se refiere a defensa, eso es otra historia. Seguro que no puedo contar nada nuevo a un jugador experto o a uno de buen nivel, pero para los recién llegados, ahí van unos cuantos consejos sobre defensa:
  1. Los Muros de Piedra son muy buenos hasta Imperial. Después, los Trebuchets pueden destruirlos sin remedio. Sin embargo, eliminar Muros cuesta tiempo, un tiempo valioso que puedes aprovechar para reaccionar. Construye Muros siempre que sea posible (si tienes Piedra suficiente).
  2. No pienses en los muros como defensas impenetrables, sino como partes de la defensa, que se pueden sacrificar para frenar un ataque. No hay nada más efectivo que un Muro de Piedra, teniendo en cuenta su coste. Con unas cuantas unidades disparando proyectiles detrás de ellos, acabarás con un montón de unidades contrarias… al precio de un poco de piedra. Un buen negocio.
  3. No construyas muy cerca de tus muros. Conviene tener espacio para situar tus Arqueros detrás de ellos. Necesitas más espacio para agrupar algunas Contraunidades, listas para la inevitable brecha final.
  4. Sitúa SIEMPRE un Centro Urbano cerca de las posiciones cruciales de defensa. Los Aldeanos pueden reparar los muros, e incluso cerrar rápidamente una brecha en pocos segundos, cuando, a tu oponente, le había costado varios minutos abrirla. Para el atacante, esto significa volver a empezar. Perfecto.
  5. ¡Cuidado con las Puertas! […] Tienen unos puntos más de resistencia que una Sección de Muro, pero 4 veces su longitud, por lo tanto, esto permite que más unidades ataquen al mismo tiempo el mismo punto. Además, los Trebuchets, que tienen mala puntería, tienen más posibilidades de darle a una Puerta, que a una única Sección de Muro. De modo que no hagas de más. Y cuidado con tener ese soldado despistado, allí plantado en medio de la Puerta, como si quisiera mantenerla bien abierta.
  6. Mucha gente construye Torres justo detrás de los Muros: NO LO HAGAS. ¿A qué objetivos piensas disparar cuando construyes Torres? Eso es: infantería y caballería; así que construye tus Torres de manera que alcancen justo la parte exterior de los Muros. De esta manera, resultará más difícil que sean destruidas rápidamente por los Trebuchets; y de todas formas, no podrían alcanzarles. Usa las Torres para proteger tus Muros contra unidades de combate cuerpo a cuerpo, y como medio de defensa de cualquier unidad que tengas detrás de tus Muros, cuando se produzca la brecha. Es muy divertido ver entrar alegremente unos cuantos Caballeros, para meterse en el fuego cruzado de Castillos, Torres y Centro Urbano.
  7. ¡No subestimes las Torres de Bombardeo! 2 disparos, y queda destruido un Ariete, sin que ni un solo de tus soldados tenga que abandonar la protección de tus Muros. 2 Torres de Bombardeo justo al alcance de tus Muros suponen una protección muy buena de tus Trebuchets defensivos (unos cuantos Piqueros también son buena idea).
  8. Solo hay UNA respuesta al ataque de los Trebuchets, si los Trebuchets contrarios están protegidos por infantería: ¡usar más Trebuchets (o Cañones de Asedio)! Tienes la ventaja de estar detrás de ese Muro, puedes prepararte para el ataque, y tus Trebuchets tienen normalmente menos camino que recorrer entre el Castillo y su destino. USA esa ventaja, ten siempre algunos Trebuchets defensivos listos en los puntos clave (No olvides esto nunca en Selva Negra). Cuando se llegue a una guerra de trincheras y Trebuchets, te darás cuenta que la tecnología de Ingenieros de Asedio es justo lo que necesitas. Si piensas que una partida va a durar mucho en Imperial, piénsatelo dos veces antes de elegir una civilización que no disponga de esa tecnología.
  9. Ten siempre varios edificios militares para producir Contraunidades, cerca de los puntos clave amurallados. No muy lejos, pero lo suficiente como para que los Trebuchets atacantes no puedan destruirlos. Podrían ser 3 Cuarteles y 3 Arquerías (dependiendo de qué unidades envía el atacante). 2 Caballerizas para sacar Caballería Ligera también son buena idea. Usa SIEMPRE la Leva, actúa casi como si tuvieras otro edificio, cuando la batalla se recrudece.
  10. No te frustres. Puede que tu oponente haya roto tus Muros, puede que haya destruido algunos edificios de apoyo; ¿y qué? Si lo has hecho bien, habrás destruido una gran cantidad de sus recursos durante la batalla. Si has sido lo bastante prudente para preparar una segunda línea de defensa un poco más atrás, puede que hayas perdido un poco de terreno, pero en realidad, ¡has ganado la batalla!